Cocina eficiente: Cómo equiparla con la más alta calidad a bajo consumo energético


¿Sabías que los electrodomésticos consumen la mitad de la energía en una casa? La cocina concentra una parte muy importante de ellos y por ello una mala elección de aparatos puede resultar fatal para el medioambiente y nuestros bolsillos. En este artículo te explicamos cómo debes equipar la cocina para conseguir que sea energéticamente eficiente y algunos trucos para ahorrar en tu factura de luz.

 

 

¿Qué tarifa de luz contratar?

Resulta una pérdida de tiempo y esfuerzo preocuparnos por buscar electrodomésticos eficientes y de bajo consumo si estamos pagando el recibo de luz más caro de lo que deberíamos. La infinita oferta y variedad de ofertas de tarifas energéticas hacen que resulte difícil encontrar cuál es la mejor. Lo cierto es que no existe una tarifa de luz más barata para todo el mundo, ya que cada persona tiene un tipo de vida y unas necesidades distintas. Por ello puedes consultar webs sobre tarifas de energía independientes para poder encontrar la que te conviene a ti.

Las tarifas de discriminación horaria pueden ser una buena opción si concentras tu consumo en el periodo más económico. Si vives en Córdoba, empresas como Endesa o Iberdrola poseen un buen servicio de atención al cliente. Además, existe una oficina comercial de Endesa en Córdoba para ofrecer información a los usuarios en persona, aunque también es posible contactar con Endesa Córdoba por internet.

 

Consejos para crear una cocina eficiente

 

A continuación vamos a explicarte con más detalle una serie de consejos para tener una cocina energéticamente eficiente, equipándola con electrodomésticos de la más alta calidad y con un bajo consumo energético:

Iluminación LED en la parte baja de los muebles altos

Las bombillas LED suponen un ahorro energético ya que consume menos energía que las tradicionales. La tecnología LED es cinco veces más energéticamente eficiente que las bombillas halógenas y tiene una vida útil diez veces más duradera de las lámparas incandescentes.

Si queremos iluminar bien la cocina, podemos instalar bombillas LED en la parte inferior de los muebles altos. De esta manera creamos un ambiente más acogedor en la cocina, aprovechándose como luz ambiental y destacando el espacio de cada mueble. Por otra parte, también podemos integrar LEDs en los muebles de cocina sin tirador, en el área conocida como “uñero”, para alumbrar el interior del cajón para abrirlo y añadir un detalle de decoración cuando esté cerrado. Recuerda que para una correcta intensidad de luz se recomiendan tonalidades de al menos 4.000k en blanco neutro o frío.

Iluminación natural

La luz más eficiente, limpia y gratuita es la luz proveniente del sol, y sacar partido de ella está en nuestras manos. La disposición de los muebles resulta esencial para aprovechar al máximo la luz natural. Por ello, debemos evitar a toda costa que los electrodomésticos o muebles cubran las ventanas, ya que son nuestra principal fuente de luz natural. Además, debemos elegir cortinas más traslúcidas, en detrimento de las cortinas opacas o tupidas, persianas o estores que impidan el paso de la luz. En el caso de nos hayamos decidido por cortinas de colores más oscuros, siempre podemos asegurarnos de que puedan ser recogidas durante el día. Por otra parte, el color de los muebles es clave, puesto que los tonos claros nos ayudarán a crear una ambiente más claro y una mayor sensación de espacio.

Ergonomía de los muebles

La ergonomía sirve para mejor un espacio y adaptarlo a las necesidades de las personas que lo habitan. De esta forma es recomendable que la disposición de los muebles de la cocina sea en forma de triángulo, con tres zonas diferenciadas: zona de trabajo, placa y fregadero, ya que es el itinerario más usual.

¿Quieres saber más sobre el tema? Te dejamos el enlace a un artículo de la Organización de Consumidores y Usuarios para ahorrar energía con tus electrodomésticos.